Estrés económico

¡Evita el estrés económico!

 

Muchos de los motivos de insomnio, ansiedad, nerviosismo, depresión y estrés, se deben a razones económicas que afectan a nuestras finanzas. Por ello, te presentamos a continuación 12 maneras prácticas para llevar tu economía personal y familiar, y evitar las situaciones estresantes.

   

1. Gasta de acuerdo a lo que ganas

Si gastas más de lo que ganas te estás creando deudas.

No permitas que esas deudas lleguen a superar lo que ganas, mensualmente.

 

2. Lleva un registro de gastos

Si no sabes dónde se va lo que ganas no la puedes corregir.

Programa tus gastos. 

 

3. Ahorra

Lo importante no es cuánto ahorras, lo importante es empezar.

Ahorra para no tener que endeudarte a la hora de hacer una compra grande.

Ah Ahorra con la intención de invertir y, así, aumentar tu capital. 

  

      4. Deshazte de las tarjetas que te cobran mantenimiento

Pásate a aquellos bancos que no te cobran por el mantenimiento de sus cuentas, tarjetas de débito y de crédito.

Aunque al principio hay cierta incomodidad al tener que cambiar, a la larga lo agradecerás.

 

 5.  Compra en cuotas (a meses) sin intereses

Si pagas con tarjeta de crédito, que te cobra intereses, no es una buena compra.

Obtén una tarjeta de crédito que te cobra pasado un mes, sin intereses.

 

 6.  Utiliza los cupones de descuento

Hay supermercados que, mensualmente, emiten estos cupones; válete de ellos y compra en cantidad mayor que la habitual, sabiendo que sí o sí lo utilizarás.

Aprovecha el tres por dos que sacan en promoción los centros comerciales.

 

 7.  Compra lo necesario

No abuses de las compras a meses, sin intereses. Comprar, por las dudas, por si me será útil…

No conviene y estarás comprando algo inútil que de todas formas lo vas a pagar.

Evita los gastos superfluos y el comprar por comprar.

 

 8.  Acuérdate que no eres por lo tienes

El orden incorrecto es: tener, hacer, ser.

Al que deberías aspirar es: ser, hacer, tener.

 

9. Evita ser fiador de alguien

Rehúye de ello por todos los medios.

En el caso que decidas salir fiador de alguien, pregúntate si con lo que tienes podrás afrontar la deuda de la otra persona; si no es así, corres el riesgo de perderlo todo.

 

10.   Presta sólo aquello que puedas regalar

Cuando prestas corres el riesgo de que no te lo devuelvan o que lo devuelvan en mal estado.

Si no lo puedes regalar mejor e que no lo prestes.

 

11.   Prescinde de pedir prestado

Es una forma rápida de salir del paso, pero antes debes asegurarte que podrás devolverlo.

Recuerda que es la mejor forma de que la gente te evite y de que te cierren puertas.

A pesar de todo, si te prestan: ¡Devuelve de inmediato!

 

12.   No gastes en vicios

El alcohol, los cigarrillos, las drogas, los juegos, etc., además de llevarte el dinero que tienes ahora, te pasarán factura en el futuro debido a las consecuencias que pueden acarrearte.

Peor aún, si debes pedir prestado para gastar en estos vicios.

 

¿Te son útiles alguna de estas sugerencias?


                                       Si tienes alguna CONSULTA sobre el tema PINCHA AQUÍ