Consultas Públicas

Te invitamos a compartir tus dudas y problemas a nuestro equipo de terapeutas. Las respuestas, seguramente, ayudarán a otros internautas...

Si tu consulta es de carácter PRIVADO,

dirígete a la pestaña Consultas Privadas.

NO QUIERO PERDER A MI HIJA

 

Estoy separado hace un año y tengo dos hijas de 14 y 17 años. La mayor se vino a vivir conmigo hace unos meses pues no soportaba a su madre. Al principio, la relación era buena con mi hija pero ahora está muy tensa debido a sus acusaciones. Dice que soy un mal padre, que por mi culpa se rompió nuestra familia, etc. Siento que no es ella sino mi ex esposa la que le mete esas ideas en su cabeza. Busco no entrar en discusiones e ignoro sus acusaciones, pues no quiero perderla. ¿Cómo puedo afrontar esta situación? Leo - Salamanca

 

Estimado Leo:

La ruptura matrimonial produce un desequilibrio en las relaciones familiares que, en el caso particular de los hijos se exteriorizan en situaciones como las que vives con tu hija.

 

Quisiéramos que nuestros hijos se mantuvieran al margen de las tensiones que tenemos con nuestra ex pareja y que la relación con ellos sea excelente, pero esto no funciona así. Como miembros de la familia, ellos también buscan expresarse en cuanto al funcionamiento de la familia y es sano que sea así.

 

Comprendemos que busques no entrar en discusiones con tu hija, pues consideras que son las palabras de tu ex esposa. No negamos que pueda ser así, pero si quieres que la relación con tu hija se restituya, deberías oír lo que tiene para decirte. Aunque ella utilice frases de su madre para expresarse, trata de comprender lo que en el fondo quiere transmitirte.

 

Algunos hijos viven con vergüenza la ruptura de sus padres; otros se sienten, en parte, culpables del fracaso matrimonial y, es lógico, que quieran expresarse y hasta traten de aportar alternativas para recomponer las relaciones.

 

Por ello te alentamos a que escuches a tu hija. Deja de lado las frases: “te pareces a tu madre”, “ya comprenderás cuando seas grande”, “las cosas no son tan simple como piensas”, etc. Trata de comprender cómo se siente y afecta esta situación. Si precisas reconocer los errores que cometiste y llevaron a la ruptura, hazlo; no por ello perderás tu posición de padre sino, al contrario, la reforzarás.

 

El Equipo de PsicoAyuda

 

Comparte esta página
| Más
* * Envía tus dudas y preguntas**_________________________________________________________________________ NO divulgaremos tu dirección de correo
Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.